¡Nunca Digas Esto En Una Entrevista!

Las entrevistas laborales son el primer contacto “cara a cara” que tiene el candidato con la empresa, donde quedará marcada la primera impresión que tengan sobre el entrevistado. En esos pocos minutos, la compañía, querrá obtener la mayor cantidad de información posible con respecto al postulante. De acuerdo a cómo se desenvuelva y responda las preguntas,  dependerá si es contratado o no.

En toda entrevista de trabajo existen preguntas predeterminadas que sirven para ver si existe una adecuación de la persona al puesto de trabajo, más allá de su experiencia laboral y su educación.

A continuación repasaremos algunas de las respuestas que el entrevistado NO debe decir nunca, como asi también actitudes que NO puede tener en una entrevista de trabajo, para poder conseguir el puesto.

Cabe destacar que los especialistas en Recursos Humanos coinciden en que el postulante no debe mentir en la entrevista ni en el Currículum.

No preparar la entrevista.

El postulante debe preparar de antemano la entrevista, es decir, debe conocer el puesto para el que se está postulando, cuales son las habilidades que se requieren para el mismo, como así también informarse a cerca de la empresa. Esto le permitirá saber que habilidades resaltar y que debilidades no mencionar.

Es necesario saber que la entrevista constará de cuatro partes (casi siempre): Aspectos personales, formación, experiencia laboral y descripción de empleo.

Es sumamente necesario adecuar el currículum al perfil del puesto por el que se está postulando.

busqueda laboral

Perder las formas.

Si bien se puede hacer consultas acerca del cargo que vas a ocupar, nunca se debe llevar la iniciativa, ni preguntar de cómo lo estás haciendo en la entrevista, ni preguntar cuanto tiempo demorará la misma. Se debe utilizar un vocabulario adecuado y formal.

Hablar mal de su ex jefe o ex compañeros.

Cuando se pregunta por empleos anteriores, es común escuchar a personas criticando a sus jefes anteriores, o a sus antiguos compañeros. Esto es un punto clave de la entrevista por lo que se recomienda evitar hablar negativamente de los antiguos empleos y de la forma en que se desvincularon de los mismos.

Fortalezas y Debilidades.

Una pregunta que nunca falta en las entrevistas es acerca de las debilidades del entrevistado. Los puntos débiles se deben enfocar como areas de mejora y como aspectos que tengan un lado positivo. Es importante destacar que acciones se están realizando para mejorar estos aspectos.

¿Por qué es la persona adecuada para el puesto?

Para responder es necesario conocer la necesidad de la empresa con lo cual el candidato sabrá que es lo que está buscando la compañía para ese puesto. También es importante resaltar las habilidades y experiencia profesional que pueden ser útiles para cubrir el puesto. Nunca se debe criticar ni menospreciar a los demás candidatos.

¿Cómo actua ante un problema laboral?

Es una pregunta frecuente por lo que se recomienda tener la respuesta ya preparada. Aque el reclutador investiga la capacidad resolutiva, como afronta el estrés y a tolerancia a la frustración.

¿Por qué quiere cambiar de empleo?

Como lo indicamos anteriormente, NO se debe hablar mal de la empresa actual ni de los jefes. Las motivaciones económicas o la cercanía con el domicilio no son respuestas positivas,

Aquí se puede argumentar la posibilidad de  desarrollo profesional o aprender de otros sectores.

Debe quedar claro que no hay respuestas correctas o incorrectas, pero si hay algunas que pueden indicar aspectos negativos del entrevistado por lo cual se deben evitar.

Recordar siempre que hay que preparar la entrevista con anticipación, adecuar el CV al perfil buscado, conocer la empresa y preparar las respuestas a las preguntas más comunes en una entrevista.

Puedes dejarnos tu opinión en los comentarios.

Te invitamos a utilizar nuestro Portal de empleo en la sección BUSCAR EMPLEOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.