SE ANALIZAN REALIZAR RESTRICCIONES “INTERMITENTES”

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, dijo el lunes que “se están analizando diferentes modelos en cuanto a la aplicación intermitente de medidas” para contener la segunda ola del coronavirus.

La posibilidad de establecer restricciones más estrictas de forma intermitente es “una de las estrategias que ha sido propuesta por el sistema científico, por nuestros investigadores, y tengo entendido que las autoridades sanitarias están analizando esta posibilidad”, dijo el funcionario.

“Es una información sólida y científica que se le está proporcionando al gobierno nacional sobre la situación que estamos viviendo en medio de esta pandemia, lo cual es un insumo importante para la toma de decisiones”, agregó el ministro en entrevista con Radio Nacional.

Salvarezza dijo que es un compromiso entre una cuarentena estricta que sería más efectiva para frenar o bajar la curva (de contagios), pero también es un compromiso con la actividad socioeconómica que ha sido muy golpeada por este largo año de la pandemia”.

La ministra también dijo que el nuevo kit nacional “Covidar IgG cuantitativo” para medir anticuerpos, junto con otros desarrollos tecnológicos como el hisopo nasofaríngeo de fabricación nacional, demuestra que “hemos avanzado mucho en materia de soberanía sanitaria.”

El kit nacional aprobado por la Anmat, “Covidar IgG cuantitativo”, desarrollado por científicos del Conicet, el Instituto Leloir y el Laboratorio Lemosque, mide la concentración de anticuerpos contra el coronavirus según un estándar internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Hasta ahora sólo teníamos métodos semicuantitativos, no eran precisos y a veces es difícil comparar los datos de otros países”, explica Salvarezza la importancia de incorporar la norma internacional de la OMS.

“La ventaja es que ahora hemos desarrollado un método que es cuantitativo”, añadió.

En cuanto al desarrollo de otros productos nacionales, Salvarezza destacó la producción de hisopos nasofaríngeos.

“El año pasado, uno de los problemas que tuvimos fue no sólo conseguir los kits de diagnóstico sino también los hisopos, no había hisopos”, recordó.

También destacó la importancia de producir máscaras textiles antivirales y kits de diagnóstico que “permitan determinar el genoma del virus con pruebas poco costosas”, y que ya se han producido más de dos millones de “hisopos”.

Salvarezza, sin embargo, dijo que “queda pendiente el diseño de una vacuna propia (contra el coronavirus), en la que estamos trabajando ahora, pero hemos avanzado mucho en términos de soberanía sanitaria.”

Por otro lado, el ministro reiteró que la producción de productos sanitarios en el país también tiene “un impacto interesante en el aspecto económico”.

“Sólo en el día de ayer, realizamos tres desarrollos que representan ventas del orden de unos 36 millones de dólares y la sustitución de importaciones por otros 20 millones de dólares”, detalló.

Fuente: Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.